Navigation Menu
¿Por qué se sobrecalienta el motor de tu coche?

¿Por qué se sobrecalienta el motor de tu coche?

By on Feb 16, 2018 in Blog | 0 comments

Fuiste a una estación de servicio afiliada al medio de pago Gasored y decidiste no dejar que revisarán los niveles de fluidos de tu coche y de repente humo extraño sale de la parte delantera del vehículo. Te asustas, bajas y parecería que tu motor es un volcán a unto de erupción. ¿Por qué?

Aquí te decimos las razones por las cuales un automóvil puede sobrecalentarse y que hacer en estos casos.

Todo motor tiene un límite. Sin importar el modelo, este puede, en determinado momento, dejar de funcionar óptimamente, tiene que suceder algún día no te preocupes.

El sobrecalentamiento del motor se origina principalmente por dos razones: daños en los diferentes componentes del sistema de refrigeración del vehículo o inconvenientes con el sistema de lubricación del motor.

Un motor puede refrigerarse por medio de agua o de aire (dependiendo si es de un carro o de una motocicleta). Cuando funciona por refrigeración por aire, el motor consta de unas aletas de disipación por las que se evacúa el calor del motor y así se disminuye su temperatura. Las motos son los principales vehículos que utilizan este tipo de refrigeración.

 

 

El agua o líquido refrigerante son los elementos que más se utilizan para controlar la temperatura de un motor y cumple dicha función a través de un complejo sistema compuesto por los siguientes elementos:

  • Radiador: el radiador es un dispositivo que se conecta al motor y que cumple con la función de disipador de calor. Al motor se bombea un líquido, típicamente una mezcla de agua con alcoholes con una alta de capacidad para absorber calor. La idea es que el fluido circule por el motor, absorbiendo el calor y dirigiéndose luego al radiador, para que allí se enfríe. Una fuga en el mismo puede desembocar en el recalentamiento de motor.
  • Mangueras: son las encargadas de transportar el agua o líquido refrigerante que entra y sale del motor con el fin de enfriarlo. Su rotura o mal estado son las causas más comunes de que la temperatura de un carro se eleve desproporcionadamente.
  • Bomba de agua: su finalidad es mantener la circulación necesaria del líquido refrigerante. La vida útil de este elemento es muy larga y solo se puede dañar cuando los depósitos del líquido se quedan sin este elemento.
  • Tarro de depósito: la falla típica de este elemento es que su tapa pierde capacidad de sello, haciendo que por allí se escape el líquido.
  • Termostato: si esta válvula, encargada de permitir el paso del líquido refrigerante al motor para que absorba el calor generado en este, se avería, puede desembocar en varios incidentes: al no abrirse y cerrarse correctamente, puede haber un aumento en el consumo de combustible y un recalentamiento del sistema.
  • Motoventilador: sin un buen trabajo de este elemento puede que el radiador no reciba la cantidad suficiente de aire para bajarle la temperatura al líquido refrigerante almacenado allí.

 

Si el motor trabaja por encima de su temperatura óptima, se puede disminuir la viscosidad del aceite, aumentar el desgaste del motor y producir que las piezas se suelden por el aumento de la temperatura.

Por el contrario, si el motor trabaja por debajo de su temperatura óptima, se aumenta el consumo de combustible, pues el motor necesita una temperatura específica necesaria para su buen funcionamiento. También las piezas del motor pueden desgastarse prematuramente, ya que estas están diseñadas para dilatarse por efecto del calor a un tamaño determinado. Además, se reduce la potencia por no contar con las condiciones adecuadas para una correcta combustión.

Cualquier daño en uno de estos componentes puede causar el recalentamiento del vehículo. Por eso es importante que sigas las siguientes recomendaciones para evitar un daño mayor en el motor y sus diferentes componentes (desde rotura y daño en las piezas hasta la avería total del motor).

  • Revisa periódicamente el estado de las correas, líquido refrigerante, fugas y parches o puntos de acoplamiento de la manguera hacia el motor pues pueden haber señas de óxido (signo de que se filtra el líquido en este punto).
  • Revisa que el motoventilador se activa cuando se enciende el auto.
  • Si sale humo, detener el vehículo, no abrir el tarro de depósito de líquido refrigerante pues puedes quemarte. Revisa cuidadosamente dónde se produce la fuga.
  • No es recomendable echarle agua o líquido refrigerante al depósito cuando está caliente, pues en ese momento hay presión en este elemento y puedes quemarte. Nunca muevas el carro cuando el vehículo presente fallas en su refrigeración.
  • Permanecer mucho tiempo con el vehículo encendido y detenido puede originar un recalentamiento del motor.
  • Deja que revisemos los niveles de aceite y anticongelante en las estaciones de servicio afiliadas al medio de pago Gasored, es muy importante y por tu seguridad.

 

 

Fuente: Sura

Post a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *